domingo, 13 de diciembre de 2009

Visitas laneriles

Estas bufandas de tejimiento ultrarrápido van a ser los regalos de estas navidades para todo ente familiar femenino. He decidido que no son horteras, son originales, además de muuuuy suaves. Se ven mejor aquí.
Una de ellas se estrenó como regalo anteayer, en el regalo del amigo invisible de la cena de empresa (a mí me cayó un jardín zen -algo raro de tener, pero ya es el segundo que entra en casa ¿nos verán estresados?-, y una taza de Hello Kitty -rápidamente vino esto a mi cabeza-)

La bufanda regalada tuvo un gran éxito, y particularmente el broche tejido aprisa y corriendo para dejar más mono el empaquetamiento. Ideaaaal (oh no, debe ser el espíritu de Hello Kitty!) para acabar con restos de lana que no dan ni para un patuco de gato. Patrón aquí, donde la gran Saartje de los patucos. Le añadí una hoja, siguiendo el patrón del Green Leaf Hat, que queda un poco abombadita, como las hojas de verdad, y es hiperrrápida (de tejer, la hoja en sí es bastante estática)

Y en cuanto a las crónicas findesemanianas, hemos estado en la boda de mi mejor amiga (esto merecería post aparte de la cantidad de detalles merecedores de post), más tarde volvimos a Madrid para comprobar que los novios volvieron bien de su luna de miel y para celebrar el cumple de un amigo; fuimos hasta la plaza mayor a ver los puestos navideños (gorros de reno y pistolas de burbujas son los regalos de estas navidades, no os dejéis engañar por los anuncios de perfume), y arrastré al bichonovio hasta aquí, aquí, y.....a EL PUNTO, que chulada de lanería, tienen Noro (un poco áspera, pero qué colorido), Debby Bliss, Katia, Gedifra... Un ambiente tranquilo y familiar, y suuuper maja la chica que me atendió. Compré lino (que mala es la envidia) y un genera-pompones. Desde la estación de Moncloa se llega en una patada. Volveré en cuanto termine mi dieta lanera.

En El Gato Negro compré un algodón para tejerle esto al bichonovio. Mi objetivo es adaptar el patrón para fabricar unas zapatillas para casa, Dalekzapatillas o Extermineitzapatillas. En El Gato Negro tienen muuuchos colores de lanas y algodones, y los precios están bastante bien, pero las lanas me parecen poco suaves (sí, doy mucha importancia al tacto de la lana), aunque puede que mejoren al lavarlas, esto me ha pasado con varias lanas rústicas que en principio eran algo ásperas. Los algodones son muy amorositos, eso sí.

En otras visitas a Madrid he ido a Lanas Alondra, Lanas Sixto (otra que me encantó), El Gato Negro, y ahora El Punto. ¿Alguna otra imprescindible?

10 comentarios:

Itara dijo...

Yo vivo al ladito del punto!

Rita.

Anisor dijo...

¡Vives en el paraíso de las lanas! Para la próxima me autoinvito a un café. bicos Ritiña!

Mrs. Knook dijo...

Gran productividad y gran aprovechamiento del tiempo! todo eso en un fin de semana?

niunpuntoatras dijo...

Una amiga mia se curro una tremenda animación del suicidio de "mimosín"... pero (des)afortunadamente no sobreviven imágenes.

Revisitaré esta entrada para ver si aumentan las tiendas de los madriles. En un momento de ofuscación confundí capitales y te rebusqué esto de Barcelona en mis favoritos... http://crochetcodex.blogspot.com/2007/07/yarn-shops-in-barcelona.html (¡qué maja es Lara Croft!)Ya sé que no viene a cuento pero a mí me vino fenómeno hace un par de veranos. :)

Alex dijo...

Qué guay poder hacer una excursión lanera!!

issa dijo...

Qué bien te ha cundido... en mi ciudad, como sólo hay una tienda de lanas... pues no da para mucho.
Y las bufandas que vas a regalar, justamente ví este finde una paradita que vendían unas de iguales y me quedé un rato pensando ¿cómo se hace esto? jajajaja!

Anisor dijo...

Mrs Knook: fue un finde tramposo, un findepuente, y siempre me sorprendo de lo rápido que se mueve uno en Madrid con el metro...

Anisor dijo...

Niunpuntoatrás: gracias por la reseña! Hice una búsqueda rápida en internet para encontrar alguna tienda más, pero quedaban algo lejos de nuestra ruta y no quería marear al bichonovio más de lo debido. En Barcelona me acerqué un día a AYKL y flipé, me encantaría volver y echarle un ojo a las demás... Besiños!

Anisor dijo...

Alex: debería haber ruta de lanas en todas las ciudades! :D

Anisor dijo...

Issa: tengo que decir que las lanas fueron un regalo de una conocida que trabaja para una marca de lanas, si las hubiese visto en un escaparate creo que no las habría comprado, no me hacen mucha gracia estas labores en las que todo el mérito se lo lleva la lana :D Es solo tejer a punto bobo el hilo entre los pompones y listo, una labor para tejer prestándole toda la atención a una peli.