jueves, 8 de julio de 2010

Teje-vacaciones


Un placer tejer estos Veyla, que ya cruzaron el charco rumbo a la Argentina. Como todos los patrones de Ysolda, una construcción simpática y un resultado inmejorable. Fueron el tejerimiento del primer domingo de vacaciones, con la brisa de la sierra madrileña y el cosquilleo de emprender un viaje al día siguiente. La lana, Mondial Extrafine. En ninguna de las dos fotos conseguí que saliese su color original, un morado aberenjenado.
Botones del rincón de Crea, del CI de la Castellana.

Durante el viaje empecé a tejer un gorro con orejas, con los restos de la Mondial de los veyla, y de una bufanda gris interminable que le hice a mi madre. Pasamos tanto frío la primera semana, con lluvia, noches heladas al pie de los alpes, goteras en la tienda... que estaba deseando terminarlo para estrenarlo. Pero yo que soy fiel a las Leyes de Murphy, le decía al bichonovio "seguro que cuando termine el gorro, empieza a hacer calor", con lo que el susodicho me apremiaba a cada rato libre para que terminara de una vez el dichoso gorro y así poder secar nuestra maltrecha tienda. Y efectivamente, en Munich, en el Viktualienmarkt, viendo el partido Ghana-Alemania en una calurosa noche cervecera, terminé el gorrito. Que finalmente no fue estrenado, claro. Solo diré que usé un fantááááástico método para empezar gorros por la coronilla. EDITADO: el patrón que usé es este, aunque tienen pinta de ser parecidos...

Y aprovechando mi visita madrileña a El Punto, compré el ovillo de Katia Linen que me faltaba para terminar la boina de primavera (ver patrón Béret de Printemps) que fue felizmente estrenada en las cataratas del Rin, en Schaffhausen

4 comentarios:

Luisilla dijo...

Me encantan esos mitones... y la última foto es genial! Un abrazo.

Estrella dijo...

jajajajaj ¡¡esta es mi niña!!!

ya me enseñarás el método coronillero!

albis dijo...

Los mitones son chulísimos, y esa foto final me da mucha envidia, es un lugar precioso!

Anisor dijo...

Gracias Luisilla! Sí que molan los mitones, los patrones de Ysolda siempre tienen algo curioso en su construcción, me encanta.

Estrelliña, la receta es la de One Day Beret, raveleada aquí: http://www.ravelry.com/patterns/library/one-day-beret-2 Genial para no tener que andar comprobando gauges, ni andar justas de lana (de hecho la boina fue transformada en gorro por este motivo)

Gracias Albis! Sí que es impresionante, sí, lo malo, que lloviznó/diluvió todo el día, pero bueno, así las brumas de las cataratas se mezclaban con la lluvia, muy novelesco :-)