viernes, 19 de septiembre de 2008

Aprovechando que era el día de Asturias, el lunes pasado fuimos a visitar el conventín de Valdediós. Solo pudimos verlo por fuera, pero nos tomamos una clara con unas patatas fritas al lado, a la semisombra, en un día precioso, con un paisaje inmejorable (bichonovio incluido) así que no me pesó mucho que estuviese cerrado.
Luego intentamos visitar Tazones, pero estaba abarrotado, así que salimos como pudimos y buscamos un paraje agradable donde comer nuestros bocadillos. Y encontramos este:


2 comentarios:

marieli dijo...

¡¡Que sitio!!! ¡¡Que gozada!!!

Anisor dijo...

¿A que si? Un prado y un trozo de mar. Y ya no se necesita nada más.
Besiños Marieli!