jueves, 25 de septiembre de 2008

Rind­fleisch­etikettierungs­überwachungs­aufgaben­übertragungs­gesetzesgegner­stammtisch­aschenbecher *

En estos días de estudio mi vida exterior es a través de internet (vida interior no tengo) Y me voy encontrando con cosas curiosas como esta. Me gusta saber cómo se dicen las cosas aquí y allá (número 1 de porqué me interesó el enlace) Y por otra parte, siempre pensé que el alemán es un idioma infernal, por lo difícil que parece y por lo maléfico que suena (número 2: me gusta que me den la razón)
*La palabra de la entrada significa "Cenicero de la mesa de los acérrimos opositores a la Ley sobre la transferencia de las obligaciones de vigilancia del etiquetado de la carne de vacuno" y es la palabra más larga publicada en un documento de un órgano oficial alemán.

6 comentarios:

Penélope de Eboli dijo...

... y fijaté que ni siquiera especifícan si fuman o no, o si es tabaconegroorubiodecontrabando. (¡Poca precisión!)

Penélope de Eboli dijo...

[Para rellenar tu vida interior, que me ha gustado, el canguro en la jaula de tela] Has pensado alguna vez si Pinxo va dir en Panxo vols que et punxi amb un punxó, en Panxo va dir en Pinxo punxa'm peró a la panxa no? [Lo decía por comentar algo. En realidad buscaba un audio de Aznar aprendiendo catalán, de gomaespuma] :)

Anisor dijo...

Buen intento Penélope, pero el alemán me sigue pareciendo el idioma oficial del Averno. Por fin lo he dicho. Temía ofender a algún hipotético lector alemán usando esta afirmación como título de la entrada, pero finalmente creo que fui mucho más ofensiva utilizando tal palabro como título. Hace daño en los ojos solo verlo.

Penélope de Eboli dijo...

Jo. No sé. Si te lo dicen al oido así como con caida de ojitos y a la luz de las velas... (y con acento argentino!)

Adijirja dijo...

En mi época universitaria hice hasta tercer año de alemán y...siento decirte que a mi me gusta. No tiene el romanticismo del francés, pero es un idioma muy inteligente y con muy pocas palabras en el vocabulario inicial, se construyeron unos palabros de narices, como muestra el ejemplo de la cabecera. Da un poquito de yuyu visto desde fuera, pero de verdad que cuando te metes mola un montón... ;)

Anisor dijo...

Mmmm... bueno Adijirja, me convence lo de que sea un idioma funcional. Es casi un lenguaje Lego, vas montando piececitas piececitas... y te sale un palabro que dice casi lo que tienes que contar en un día!
Habría que ver a un argentino hablando alemán con acento porteño, eso sería lo que terminaría de convencerme :-)