jueves, 7 de febrero de 2008

Lo que da de sí un fin de semana


...bicicleamos. Aprovechando el solazo del sábado hicimos una senda verde (en bici directos desde casa, sin coger el coche amigos!) y comimos una exquisita tortilla bajo estos árboles enormes.


...calceté. Animada por la experiencia de cybernekane empecé un ribbed lace bolero en la lana más bonita del mundo, que ya ha sido tejida y destejida en dos patrones distintos -uno de ellos el de la foto- ninguno de ellos digno de su belleza (el ribbed lace bolero tiene pinta de serlo) El patrón está ligeramente modificado, porque en vez de echar hebra monté un punto, así que es un poco menos calado que el original.


...compramos y cocinamos con un wok-ikea. Hicimos unos fideos de arroz salteados con zanahoria, cebolla y pimiento. Es curiosísimo lo rápido que se cocinan las cosas. Tan maravillados quedamos con el wok que decidimos experimentar con dos solomillos a la plancha. Y no, amigos, el wok no sirve para cocinar solomillos enteros. Donde se ha visto un chino o un japonés zampándose un solomillo con tenedor y cuchillo. Los solomillos estaban de muerte pero el pobre wok se dejó la piel en cocinarlos (esto es literal) y aunque conseguimos sacar la capita de solomillo adherida al wok sin rascarlo no lo volveremos a hacer más.

...cocinamos sin el wok. Como era carnaval hice unas filloas/frixuelos según la receta del librito de cocina regional asturiana que regalaban con El País. En vez de 1 litro de leche, que me parecía una barbaridad, usé sólo medio litro. Y usé la receta porque me decidí a hacer filloas siguiendo unas cantidades concretas y no con medidas del estilo "harina la que admita", "leche según vayas viendo" y "huevos para conseguir la textura adecuada". Riquísimas, y parece importante dejar reposar cuanto más mejor el preparado-amoado.

También hicimos sushi y rollitos de primavera castizos, con chorizos de la tierra del grutito. Una pena que aún no tuviésemos el wok, porque parece ideal para freír.

Y continuando con el fin de semana gastronómico, el martes fuimos a comer a la Cofradía de Rinlo, donde hacen el mejor arroz caldoso de marisco del mundo. Aún no entiendo como podemos comer esta cazuela entre los dos. Y juro que rebañé con pan no sólo mi plato y la olla, sino también la cuchara de servir y las conchas de los mariscos. Y deja a uno tan a gusto con la comida en particular y con la vida en general que hasta apetece pedirse postre y café, buenísimo todo: yo pedí brazo de gitano de crema de castaña y el bicho tarta de flan de queso. Ya habíamos ido por recomendación de una casa rural hace tres o cuatro años, y lo teníamos tan idealizado que temíamos que nos decepcionase. Pero nada de eso. Por el menú explicado y una botella de albariño Valdeamor nos cobraron 50 euros.
Antes de comer dimos un paseo por una sendita que hicieron al borde del mar, y después nos fuimos a ver el desfile de antroido de ribadeo.

Y este finde será tranquilito. Calceta, apuntes, internet, pelis y quedar para un café al sorprendente sol de invierno.

4 comentarios:

Catarina dijo...

Dada vuestra nueva aficción¡¡¡Tenéis que venir con nosostros a un nuevo restaurante de wok que han puesto al lado de casa!!! Tiene buffet libre de todo tipo de cosas orientales de alta calidad (sushi, rollitos de primavera, etc.) y luego una zona donde escoges tus alimentos crudos, los llevas en un platito y un profesional señor oriental (al que no entiendes nada de lo que dice cuando te pregunta qué salsa quieres entre las 7 que hay) te lo cocina en un wok en el momento delante de tus ojos. También puedes coger solomillos, pechugas de pollo, mariscos y todo tipo de verduras crudas para que otro profesional te las cocine en una plancha gigante.

Catarina dijo...

No sé por qué aparecen cero comentarios en la pagina principal porque yo me he currado mi comentario-invitación al restaurante wok de alcalá.

Catarina dijo...

¡ah!, ahora sí.

Anisor dijo...

Gracias por el comentario-invitación. La haremos efectiva en cuanto hagamos vida en común y podamos hacer un desplazamiento simultáneo e indisoluble ¡Pero tenéis que venir a vernos para poder hacer la comparación con nuestro wok!