viernes, 15 de febrero de 2008

¡Nervios, intriga, dolor de barriga!


¡Está a punto de llegar mi querido grutito! Y yo sigo buscando recetas majas para hacerle una merienda que le haga recuperar fuerzas después del viaje. No podré competir con el día gastronómico que tendremos mañana, pero esto de que llegue directo del trabajo sin comer después de casi 4 horas de viaje me pone fácil el dejarle contento. Creo que buscaré buenas materias primas en forma de pan, embutido y tomate y le haré un buen bocata y unas tortitas-siempre-salen-bien con nata y sirope de fresa.

1 comentario:

esteban dijo...

Mi tripa está satisfecha.
Ahora a dormir! juash! juash!